Buscar

Cookies Americanas

Actualizado: 3 feb 2021

Para comenzar la sección de recetas he elegido una de mis recetas favoritas y que más éxito tiene: se trata de unas galletas con trocitos de chocolate muy sencillas y con un resultado de diez.


Con estas recetas obtendremos unas galletas muy crujientes por fuera y tan blanditas por dentro que se te desharán en la boca


¿La primera cookie?

La creación de este tipo de galleta es simple. Como muchas otras invenciones: la primera galleta fue por casualidad.

La historia nos lleva a Ruth Wakefield, junto con su marido, dueños de un restaurante en Whitman (Massachusetts). Para abreviar la historia, esta cocinera se quedó sin cacao para hacer galletas e intentó arreglar de alguna forma la receta. Así, decidió añadir a la masa trocitos de chocolate, con la esperanza de que se derritieran. No le salió su propósito, pero consiguió algo mucho mejor: la primera cookie. Posteriormente vendería a Nestlé los derechos de la galleta por tan solo un dólar, y fue tal el éxito que aun así consiguió hacer una fortuna.

Si quieres saber más de la historia https://elcomidista.elpais.com/elcomidista/2016/11/17/articulo/1479397734_931555.html




Ingredientes


250 g mantequilla sin sal

250 g azúcar blanco

125 g azúcar moreno

3 huevos

esencia de vainilla (opcional)

1 cda levadura (opcional)

450-500 g harina

250 g chocolate negro


Pasos a seguir

1. Mezclamos la mantequilla con los dos tipos de azúcar.

Es importante que la mantequilla esté a temperatura ambiente, lo que en repostería se llama: mantequilla pomada. Así será mucho más sencillo obtener una masa homogénea.

Otro punto importante es utilizar el azúcar moreno, pues es el que dará la textura ideal a nuestras galletas.


2. Añadimos los huevos.

Hemos de hacerlo de uno en uno, para que se integre bien. Nota: puede que parezca que se nos está cortando la mezcla, pero no os preocupéis, seguid mezclando hasta que quede homogéneo y solo entonces echar el siguiente huevo.


3. Hora de dar sabor.

Ahora es cuando podemos echar cualquier sabor extra que queramos: vainilla, limón, naranja... Podemos utilizar concentrados que venden en las tiendas, pero tenemos que ser cuidadosos porque suelen ser muy potentes. Aun así, yo recomiendo utilizar siempre ingredientes naturales: ramas de vainilla (utilizar solo las semillas de dentro, no la vaina entera), ralladuras de limón o naranja...


4. Ingredientes secos.

Tamizamos la harina, es decir, la pasamos por un colador para evitar que queden grumos. A continuación, la incorporamos con cuidado a la mezcla para evitar que se salga toda la harina del bol. Si queremos podemos añadir una cucharadita de levadura, venía en la receta original, pero yo no la utilizo.


5. Chocolate.

Troceamos el chocolate y lo incorporamos. No tiene porqué ser cuadraditos perfectos, pues en el horno se derretirán y posteriormente se solidificarán cuando se enfríe la galleta.


6. Horno.

Colocaremos la masa en una bandeja de horno bien extendida homogéneamente. Hornearemos a 180ºC durante 20-25 minutos. Al sacarlas del horno cortaremos en cuadraditos y posteriormente las dejamos enfriar en una rejilla.

También podemos coger una cuchara de helados y tomar esa medida para hacerlas. Colocando las bolitas en la bandeja. Sepáralas bien unas de otras, porque en caso contrario se te juntarán.


Yo prefiero hacer una maxi galleta y después cortarla, porque quedan más gruesas y por lo tanto son más jugosas, de la otra forma quedan más secas y aguantan menos tiempo y además tendrás que hacer muchas más hornadas.


7. Conservación y duración.

Lo mejor para guardar galletas es la típica caja de lata. Déjalas enfriar antes de guardar y consérvalas a temperatura ambiente y bien cerradas.

Estas galletas aguantan durante 7-10 días en perfecto estado y hasta 15 días (aunque a lo mejor se pierden humedad).

Pero no os preocupéis, porque posiblemente en menos de dos días... ¡no te quede ni una!






237 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo