Buscar

Mouse de chocolate

Para continuar con las recetas de San Valentín voy a seguir con mi ingrediente estrella: el chocolate.

Esta vez, un postre para finalizar una velada perfecta o tomar cuando sea, para mí siempre es un buen momento para tomar una mousse -no hace falta ser románticos jajaja-.

Así que con o sin pareja, ¡vamos a cocinar!


Hay muchos tipos de recetas, la que os dejo es una crema inglesa de chocolate a la que integramos una nata bien montada. Otras utilizan claras de huevo, pero prefiero esta, pues evitamos el huevo crudo.



Ingredientes



75 g leche entera

75 g nata para montar

20 g azúcar

2 yemas

1'5 laminas de gelatina


300 g nata para montar (mínimo 35% materia grasa)



Pasos a seguir

1. Semimontamos 300 g de nata. Reservamos.


2. Ponemos las láminas de gelatina en agua fría.


3. Derretimos el chocolate.


4. Hacemos la crema inglesa.

Mezclamos las yemas con el azúcar. En un cazo, calentamos la nata con la leche. Cuando rompa a hervir es el momento de añadir parte la mezcla a las yemas, sin dejar de remover -para que no cuaje el huevo-.

Después devolvemos todas las yemas al cazo y ponemos en el fuego, -sin dejar de remover- hasta que empiece a espesar.

Añadimos el chocolate derretido y la gelatina escurrida.

Removemos hasta sea una mezcla homogénea, pasamos a un recipiente frío.


5. La nata semimontada.

Por último tenemos que incorporar la nata. Para ello, tomamos 1/3 de la nata semimontada y lo añadimos a la mezcla de chocolate. Removemos -no hace falta tener cuidado-. Una vez integrada esta parte, añadimos el resto y volvemos a remover, pero esta vez con movimientos envolventes para que no se desmonte la nata.


6. Colocar donde se quiera presentar y dejar enfriar en la nevera.

Servir en vasitos individuales o en una gran fuente. Es importante no tardar mucho, pues la gelatina y la nata montada harán su función rápidamente y se formará la típica consistencia de burbujitas de la mousse.

Se puede espolvorear cacao en polvo o poner alguna decoración de chocolate.



Cuidado, que no se cuajen los huevos.
Así ha de estar la nata.



38 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo